Historia del Nail Art, parte II

1 Comments
Hola!

Seguimos con la historia del nail art, esta vez a partir del s.XX. Los avances químicos de este siglo junto con los avances sociales de las mujeres revolucionan el mundo de la cosmética, y con ello el nail art. Tampoco hay que olvidar la importancia que cobra el cine, puesto que será una forma de promocionar ciertos cánones de belleza y de extender costumbres cosméticas a todo tipo de mujeres.

La década que marcó un antes y un después fue la de los años 20. Fue en ese momento cuando se comercializaron las primeras barras de labios y los primeros esmaltes de uñas. El primer esmalte de uñas tal y como lo entendemos hoy en día apareció en 1917 de la mano de la marca Cutex, que en 1914 ya había introducido tintes para uñas. También fue Cutex quien en 1928 comercializó los quita esmaltes a base de acetona. Puede parecer trivial, pero esto acabó de consolidar el uso de los esmaltes al hacer más fácil su aplicación.


Más tarde, ya en los años 30 Cutex siguió innovando creando nuevos esmaltes con colores más oscuros y otros quita esmaltes con aceites más respetuosos con la piel y las uñas (1934) e incluso tratamientos a base de cera para suavizar las uñas (1938). 
Algo que he descubierto escribiendo esta entrada es que en la década de los 30 la tendencia era llevar la llamada "Moon manicure", este nombre lo encontré en una web americana y no tengo claro si es un nombre "oficial", pero imagino que sí. Se trata de dejar la base y la punta de la uña sin aplicar la laca de uñas, que se aplica solo en el centro de la uñas como en esta foto:


Durante los años 40 y 50 se volvió a pintar toda la uña usando tonos clásicos como el rojo o el rosa a juego con el lápiz de labios. Se aprecia en esta foto de Vivien Leight no?


En los 60 y los 70 se empezaron a utilizar más colores, por ejemplo, pasteles, y en los 80 ya se empezó con los neones y los primeros nail art entendidos como dibujos o patrones más allá de pintar la uña de un solo color.


La evolución a partir de los 90 ya es imparable, aparecen infinidad de colores, pintarse las uñas ya es algo completamente natural aunque se usen tonos distintos al rojo o rosa, y no paran de salir al mercado más y más novedades, desde los esmaltes con glitter a los esmaltes mates, los que cambian de color con la temperatura, crean formas a partir de imanes o tienen texturas arenosas o aterciopeladas. Multitud de herramientas como placas, tampones, dot tools, cintas adhesivas o pegatinas ya no son difíciles de encontrar. 

En Japón el nail art es una locura, en cualquier tienda de maquillaje tienen infinidad de cosas para uñas, aunque todo hay que decirlo, aquí los nail arts son bastante más horteras, les van las uñas muy largas con muchísimo brillo, piedras de colores, perlas, encaje y cualquier item kawaii que seas capaz de pegarle a la pobre uña, da igual que tengas 15 años que 40.

(no he sido capaz de encontrar créditos para esta foto, si los encuentro los pongo)

Vale, la mayoría de chicas no las lleva así de cargadas, pero sí este rollo en versión light. Yo por mi parte me quedo con "nuestros" nail art, tenemos auténticas artistas que hacen cosas preciosas sin necesidad de llegar a eso!


You may also like

1 comentario: